LOS MUSULMANES EN ESPAÑA

             Los árabes, procedentes de la península de Arabia, se lanzaron a la conquista de los países limítrofes, impulsados por la religión predicada por Mahoma. Éstos llegaron hasta nuestra península, que conquistaron rápidamente y se hicieron con el poder tras vencer al rey visigodo D. Rodrigo, en Guadalete, el año 711. 

            La religión predicada por Mahoma era el Islam. Los seguidores del Islam son los musulmanes. El libro sagrado del Islam es el Corán.

              

            El Corán animaba a realizar la guerra santa.

             El Islam predica el monoteísmo con la idea: "No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta".

            Cuando Mahoma comenzó a predicar esta doctrina fue perseguido y tuvo que huir a la ciudad de Medina. Esto sucedió en el año 622 y a esta huida a Medina se le conoce con el nombre de Hégira.

            A partir de este momento comienza la era musulmana y es el inicio para que ellos cuenten los años. Los años islámicos son lunares y, por tanto, más cortos que los nuestros.

            La autoridad máxima de los musulmanes era el Califa, jefe político y religioso, considerado el sucesor de Mahoma. Éste tenía unos ministros llamados visires (jefes políticos y militares) y los cadíes (administraban la justicia).

             Los musulmanes estuvieron en España desde el siglo VIII hasta el XV. Al territorio ocupado por ellos le denominaban “Al-Ándalus”. Se pueden distinguir cuatro periodos durante la ocupación de la Península Ibérica por los musulmanes:

         1. Emirato dependiente de Damasco (714 a 756): Los emires de la península dependían del califa de Damasco, capital del imperio. El primer emir fue Addelazis.

         2. Emirato independiente (756 a 929): Los emires establecieron su propio gobierno en la península, aunque religiosamente seguían dependiendo del califa de Bagdad (nueva capital). El primer emir que se declaró independiente fue Abderramán I, a quien se debe la construcción de la mezquita de Córdoba.

         3. Califato de Córdoba (929 a 1031): Los emires se independizan totalmente, nombrándose ellos mismos califas y estableciendo su capital en Córdoba.

         4. Reinos de Taifas (1031 a 1492): A partir del siglo XI el Califato pierde su unidad y el territorio se divide entre los emires, que se convierten en reyes de pequeños estados.

             Durante todo este periodo los reinos cristianos fueron luchando contra los árabes y reconquistando tierras. Cuando se dividieron en reinos de Taifas el poder de defensa de los árabes se debilitó bastante, siendo derrotados en la batalla de las Navas de Tolosa (1212). En el año 1492 la península fue totalmente reconquistada por los Reyes Católicos, al apoderarse del reino de Granada, que era el último de los reinos de taifas y cuyo rey era Boabdil.  

             Sobre la población de la España musulmana se puede hablar de dos grandes grupos:

 1. Población musulmana:

            - Árabes: Grandes propietarios y aristócratas.

            - Sirios: Formaban las tropas.

            - Muladíes: Cristianos que se convirtieron al islamismo para no perder sus posesiones.

 

2. Población no musulmana:

            - Judíos: Dedicados al comercio y la economía.

            - Mozárabes: Cristianos que convivían con los árabes, gozando de libertad religiosa a cambio de impuestos.

 

            La economía estuvo basada fundamentalmente en el comercio.

             En la agricultura los árabes perfeccionaron los sistemas de cultivo y los regadíos.

             En la ganadería destaca la cría del caballo.

             En la industria y el comercio destacan la fabricación de productos de lana y el repujado del cuero.

 

            La Cultura: Destacaron en la medicina, la literatura y filosofía. Más de 4.000 palabras de nuestro idioma proceden del árabe.

 

EL ARTE: Está basado casi exclusivamente en la arquitectura, ya que al prohibir el Corán representar la figura humana, la pintura y la escultura solamente se utiliza para los adornos de los edificios.  Es de una gran originalidad. Sus principales elementos son:

            - Tres tipos de arcos: de herradura, lobulados y superpuestos.

            - Bóvedas.

            - Decoración en yeso, con formas geométricas y vegetales.  

            Como técnica decorativa utilizaban también el mosaico, tanto en paredes como en suelos, realizado con piezas de cerámica con dibujos geométricos.

            Los edificios más representativos son las mezquitas (lugares de oración) y los palacios, también llamados alcázares.

            En España los monumentos a destacar son La Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla y la Aljafería de Zaragoza.

 

ALHAMBRA DE GRANADA

MEZQUITA DE CÓRDOBA

GIRALDA DE SEVILLA

ALJAFERÍA DE ZARAGOZA

 

TOLEDO MUSULMÁNA

             La estructura del casco antiguo, con sus callejuelas estrechas y de trazado irregular, se debe a los musulmanes.

            Por todo Toledo se extienden restos de esta época, aunque la muestra más completas y bellas son la mezquita del Cristo de la Luz y la puerta de Bisagra Vieja o de Alfonso VI..

 

        

            Otras construcciones que pertenecen a esta época son:

- Mezquita de Tornerías.

- Mezquita de El Salvador.

- Puerta de Bab-al-Mardón o de Valmaldón (junto al Cristo de la Luz).

- Puerta de Alcántara (frente al puente de Alcántara).

- Puerta de Doce Cantos.

                La plaza de Zocodover era el antiguo zoco o mercado de ganado en la época de los musulmanes.

                A Toledo la llamaban los musulmanes Tulaytula.

 

ACTIVIDADES

Espero que le haya sido de utilidad

ENLACES