LAS MANIFESTACIONES ARTÍSTICAS EN LA ESPAÑA CRISTIANA

 

            Podemos distinguir tres manifestaciones artísticas que se desarrollaron durante la Edad Media en los reinos cristianos: el arte mudéjar, el arte románico y el arte gótico.

             El primero de ellos es típicamente español, mientras que los otros dos tuvieron un gran desarrollo en toda Europa.

EL ARTE MUDÉJAR

             Simbiosis del arte hispano-musulmán, es el arte desarrollado en territorios cristianos de la península Ibérica con elementos propios del arte árabe. Se dio entre los siglos XII y XVI. 

            Los mudéjares eran los musulmanes que permanecían en territorio cristiano tras su conquista; éstos seguían practicando su religión; cuando se convertían al cristianismo recibían el nombre de moriscos.

             Estos, que generalmente eran artesanos, aplicaron sus técnicas constructivas a las nuevas edificaciones que se realizaban.

             Como materiales abunda el ladrillo, el barro vidriado y el yeso. Se hacen arquerías ciegas y tiene mucha decoración basada en la colocación del ladrillo en el exterior y la ornamentación con yesos y azulejos en el interior. En muchas ocasiones aparece mezclado con elementos románicos y góticos. Se suele dar en Castilla, Andalucía y Aragón.

             En Toledo podemos destacar las sinagogas de Santa María la Blanca y de Nuestra Señora del Tránsito, atractivas especialmente por sus decoraciones interiores: y la famosa Puerta del Sol.  

   

Sinagoga de Sta. María la Blanca            Sinagoga de Ntra.. Sra. del Tránsito

 

Puerta del Sol

           Pero esto no quiere decir que sean lo único mudéjar que hay en Toledo; nuestra ciudad está llena de construcciones, civiles y religiosas, que responden a este estilo. Podemos citar casi 30 construcciones que se reparten por toda la ciudad.  

           La imagen de la izquierda nos muestra parte de la fachada de la iglesia de Santa Leocadia que, según la tradición, está construida sobre el lugar donde estuvo la casa de los padres de la santa.  

           

 

EL ARTE ROMÁNICO

             En torno al año 1000 surgió en Europa este movimiento artístico, esencialmente religioso.

             Sus elementos característicos son el arco de medio punto y la bóveda de cañón.

            Otros elementos de este arte son los arcos ciegos decorativos, el cimborrio, la cornisa con canecillos, las arquivoltas y los arcos fajones:  

  ARCOS CIEGOS DECORATIVOS

CIMBORRIO   

  CORNISA CON CANECILLOS  

    ARQUIVOLTAS 

   ARCOS FAJONES  

            Las iglesias tienen gruesos muros y pocas aberturas al exterior, para facilitar el recogimiento y la oración. La planta suele ser de cruz latina.

             Podemos mencionar como obras románicas representativas la catedral de Santiago de Compostela y la iglesia de San Juan de la Peña.  

Catedral de Santiago de Compostela

Iglesia de San Juan de la Peña

           

            La pintura y escultura románicas están hechas para enseñar a la gente las verdades de la fe religiosa.

            Las esculturas suelen colocarse en los capiteles y en las portadas de las iglesias.

            Se desarrolla fundamentalmente en el medio rural, asociado al poder de los nobles y los monjes. Sus principales edificaciones son monasterios e iglesias.

             La pintura se hacía sobre las paredes mediante una técnica denominada “al fresco”. Los monjes ilustraban los libros sagrados con miniaturas.

 

   

EL ARTE GÓTICO

            Se desarrolló, a partir del siglo XIII, en las ciudades.

            Las vidrieras, el arco apuntado y la bóveda de crucería son sus elementos más destacados.  

Vidriera

Arco apuntado

Bóveda de crucería

            La bóveda de crucería está compuesta por dos arcos apuntados que se cruzan en el centro. Todo el peso se concentra en los arcos, que lo trasmiten a unos pilares y así en las paredes pueden hacerse grandes ventanales con vidrieras.

            Otros elementos del arte gótico son los pináculos, las gárgolas, los contrafuertes, los arbotantes y los rosetones.  

  PINÁCULOS   GÁRGOLAS

 ARBOTANTES      

  CONTRAFUERTES Y ARBOTANTES

ROSETÓN

             Las esculturas y las pinturas góticas son más realistas que las románicas.

             La pintura no se hace sobre las paredes sino en los retablos y sobre tablas. Aparecen también las vidrieras decoradas con imágenes de Cristo, la Virgen con el niño o los apóstoles.

              En Toledo, además de la magnífica catedral, tenemos el monasterio de San Juan de Los Reyes, el castillo de San Servando, el puente de San Martín y algunos elementos del puente de Alcántara.  

San Juan de los Reyes

Castillo de San Servando                                                        Puente de San Martín