Información

 

 

Principal
Información
Misión
Proceso
Recursos
Evaluación
Conclusión

 

       Datos básicos sobre el imperio bizantino:

Fue continuación del Imperio Romano de Oriente.

Era un estado teocrático (el poder emana de Dios; fuerte relación Religión / Estado).

 
El emperador, a quien denominaban basileus, era coronado por el obispo de Constantinopla, y tenía un poder absoluto.
 
Para administrar todo el territorio lo dividieron en zonas denominadas themas, en las que existía un gobernador y un comandante militar.
 
La sociedad estaba muy jerarquizada:

 
La economía era eminentemente agrícola.
 
Constantinopla era el gran centro comercial que servía de enlace entre oriente y occidente.
 
La Iglesia era muy influyente.
 
El emperador más destacado fue Justiniano (527 - 565) que extendió su imperio por el N de África, Italia y el SE de Hispania.
 
Justiniano fue un gran protector de la cultura y recopiló y organizó las leyes romanas en el llamado Código de Justiniano.

 
Algunos emperadores prohibieron el culto y ordenaron la destrucción de imágenes (iconos), provocando las luchas iconoclastas.
 
En el 1054 el Patriarca de Constantinopla dejó de obedecer al Papa de Roma, provocándose el Cisma de Oriente. Surge así la Iglesia ortodoxa.

 
Su cultura, basada en la romana, se fue helenizando (influencia de Grecia) y, debido a su situación geográfica, fue una síntesis de las culturas clásica, cristiana y oriental.
 
El arte bizantino es muy original; basado en lo clásico fue evolucionando.
 
Los elementos característicos de la arquitectura son:
- arcos sostenidos por columnas,
- edificios, básicamente de planta cuadrada, cubiertos con una gran cúpula sobre pechinas,
          - decoración con mármol en el exterior y con mosaicos en el interior.
 
El monumento más importante es la basílica de Santa Sofía, en Constantinopla (Hoy Estambul).
 
Las pinturas y esculturas tratan, fundamentalmente, temas religiosos.
 
Las imágenes que realizaban sobre Jesucristo, la Virgen y los santos sirvieron de muestra para el arte cristiano que se extendió por Europa y que ha llegado hasta nuestros días.
 
 

Ir al principio