EL MAZAPÁN

 
 
 

El mazapán de Toledo es una masa fina y compacta elaborada con almendras crudas, peladas y molidas, y azúcar que, una vez bien mezclada, sufre un proceso de horneado o cocción que da origen a diferentes presentaciones.

Tradicionalmente se vienen elaborando las siguientes modalidades

Mazapán con relleno de distintos productos de repostería y horneado.

Mazapán recubierto, total o parcialmente, con azúcares, chocolate o productos de confitería y horneado.

Figuritas de mazapán, con diversas formas y horneado.

Anguilas, que son figuras moldeadas en forma de anguila, de diversos tamaños, y horneado. Se rellenan de yema, batata, frutas confitadas, y/o cabello de ángel, y se decora con clara de huevo montada y frutas confitadas.

Delicias, que son figuras en forma de media luna, rellenas de yema confitada y horneadas.

Marquesas, que es un mazapán batido con huevo y harina, hasta obtener una masa ligera (tipo bizcocho) que se vierte sobre un molde de papel y se somete a horneo o cocción.

Empiñonadas, elaboradas con pasta de mazapán rebajado con clara de huevo y con la que se hacen pequeños trozos que se recubren de piñones pelados y horneado.

Pasteles yema, elaborados con mazapán moldeado y relleno con un preparado de yema confitado y horneado.

Pasteles gloria, elaborados con mazapán moldeado y relleno con un preparado de batata confitada y horneado.

Pasta para sopa de almendras, que es pasta de mazapán en forma de barra que se emplea en disolución para la elaboración del plato típico “sopa de almendra”.

 

Se cree como probable que este producto sea de origen árabe. Aunque una leyenda cuenta que lo inventaron las monjas de San Clemente, cuando la ciudad se hallaba sitiada por los árabes y había una gran necesidad de alimentos. Las monjas hicieron en un almirez y a golpe de maza una pasta con las materias primas de las que disponían –almendra cruda y azúcar-. A esta masa cocida en el horno, que sirvió de alimento a los sitiados, la denominaron “Pan de Maza”.

En la actualidad se le ha reconocido la denominación de origen, que controla el correspondiente Consejo Regulador. Se identifica con los siguientes distintivos: