inicio  -  guía del alumno

Unidades de trabajo

El objetivo primordial de cada una de las unidades de trabajo es conseguir, mediante la realización de una serie de actividades de enseñanza-aprendizaje, las capacidades señaladas, y que, en conjunto, llevan a la consecución de las capacidades terminales propuestas en el título, y que responde, en parte, al perfil del Técnico Superior en Laboratorio de Diagnóstico Clínico.

El objetivo final de este Módulo es conseguir que los alumnos posean los conocimientos básicos necesarios y adquieran las habilidades y destrezas indispensables para la comprensión de los fundamentos y la ejecución de las técnicas de análisis microbiológico.

La cualificación que se alcanza con las horas lectivas dedicadas al currículo de este módulo no será completa ni se adaptará a la definición de competencia del perfil profesional sin la necesaria realización del resto de Módulos profesionales que conforman el ciclo formativo.

La propuesta que se presenta es una relación de contenidos, actividades de enseñanza-aprendizaje y actividades de evaluación; no es cerrada ni elimina la necesidad del profesorado de realizar las aportaciones que crean convenientes para mejorar el producto presentado

La composición de los Bloques temáticos en unidades de trabajo, así como la secuenciación y temporalización de las mismas, se relaciona en la siguiente tabla:
 
BLOQUES TEMÁTICOS. 
Unidades de trabajo
Horas
I. INTRODUCCIÓN A LA MICROBIOLOGÍA E INFECTOLOGÍA (30 horas)
1. Microbiología: Presente, pasado y futuro. Visión global.
3
2. Microorganismos implicados en procesos infecciosos humanos.
3
3. El individuo y su entorno microbiológico.
6
4. La enfermedad infecciosa.
6
5. Diagnóstico de la enfermedad infecciosa.
6
6. Control de la enfermedad infecciosa.
6
II. EL LABORATORIO DE MICROBIOLOGÍA (30 horas)
7. El laboratorio de microbiología.
3
8. Material y aparataje específico del laboratorio de microbiología.
9
9. Procedimientos pre-analíticos en microbiología.
6
10. Procedimientos de trabajo en microbiología.
6
11. Procedimientos post-analíticos en microbiología.
6
III. TÉCNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN BACTERIOLOGÍA (120 horas)
12. Bacteriología. Introducción.
15
13. Técnicas de visualización de los microorganismos.
15
14. Técnicas de cultivo y crecimiento bacteriano.
15
15. Técnicas de inoculación y siembra. Recuentos de colonias.
15
16. Técnicas de identificación y detección bacteriana.
30
17. Técnicas de determinación de susceptibilidad antimicrobiana.
15
18. Aplicación práctica de protocolos de trabajo.
15
IV. TÉCNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN PARASITOLOGÍA (60 horas)
19. Hongos: Taxonomía, recuperación, cultivo e identificación.
15
20. Protozoos: Taxonomía, recuperación, cultivo e identificación.
15
21. Metazoos: Taxonomía, recuperación, cultivo e identificación.
15
22. Virus: Taxonomía, recuperación, cultivo e identificación.
15
V. ETIOLOGÍA DE LOS GRANDES SÍNDROMES INFECCIOSOS (30 horas)
23. Infecciones respiratorias y otorrinolaringológicas.
6
24. Infecciones del aparato digestivo.
6
25. Infecciones del aparato genitourinario.
6
26. Otras infecciones de interés clínico. 
6
27. Situaciones de especial interés ante las infecciones.
6
VI. DIAGNÓSTICO SEROLÓGICO DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS (45 horas)
28. Técnicas de diagnóstico serológico de enfermedades infecciosas.
12
29. Diagnóstico y seguimiento serológico de enfermedades bacterianas.
12
30. Diagnóstico y seguimiento serológico de enfermedades víricas.
12
31. Diagnóstico y seguimiento serológico de otras enfermedades infecciosas.
9

Se propone esta ordenación como la más adecuada para conseguir en el tiempo prescrito, las destrezas y conocimientos que se recogen en las capacidades terminales del Módulo profesional.

Aunque es un aspecto relacionado con la ordenación académica del módulo, hay que precisar que la distribución horaria de las 15 horas lectivas semanales debería hacerse a razón de un bloque diario de tres horas lectivas consecutivas durante todos los días de la semana. Hemos procurado que la asignación horaria a cada unidad de trabajo coincida con bloques diarios completos, de manera que en un mismo día nunca se impartan dos unidades de trabajo diferentes. Por la misma razón hemos intentado que los bloques temáticos se desarrollen durante semanas lectivas completas, aunque sabemos de la dificultad que puede suponer su cumplimiento.

El objetivo que se pretende con cada unidad de trabajo viene expresado a continuación:

La UT 1 sirve para situar al alumno en la ubicación adecuada que le permita la comprensión global de los objetivos y capacidades que se pretenden conseguir con el Módulo profesional, explicando no solo la situación actual de la Microbiología en el contexto sanitario, sino su evolución y su proyección futura. Solo así es posible que el resto de bloques temáticos y unidades de trabajo puedan ser comprendidos y asumidos por los alumnos sin ninguna dificultad en su seguimiento.

La segunda UT analiza el complejo mundo microbiológico y define las características generales de los microorganismos, deteniéndose en aquellos que son importantes en patología humana, diferenciándolos de aquellos otros que difícilmente podremos recuperar en el Laboratorio de Diagnóstico Clínico.

La UT 3 centra ya su atención en el ser humano como centro de referencia de un ecosistema sobre el que los microorganismos asientan, permitiendo comprender los conceptos de parasitismo e infección. Es muy importante que los alumnos perciban que la mayoría de los microorganismos presentes en este pequeño ecosistema que constituye el ser humano, constituyen la flora habitual del individuo, y que solo cuando este equilibrio se rompe aparecerá la enfermedad infecciosa.

La UT 4 se adentra en las causas y consecuencias de la ruptura de este equilibrio, permitiendo al alumno conocer cuales son las características tanto del huésped como de los microorganismos invasores que permiten el desarrollo de la infección. Se analizan asimismo en esta unidad conceptos de epidemiología.

La UT 5, una vez explicada la instauración de la enfermedad infecciosa, da un enfoque global sobre los métodos diagnósticos, centrándose posteriormente en aquellos procedimientos utilizados en el laboratorio para establecer o confirmar un diagnóstico clínico.

Con la UT 6, referida al control de la enfermedad infecciosa, se cierra el primer bloque temático, con la intención de que el alumno adquiera los conceptos de prevención y tratamiento de las infecciones. Se debe hacer referencia en esta unidad a los conceptos de desinfección y esterilización, profilaxis vacunal y tratamiento quimioterápico específico, así como a aquellos otros procedimientos de control epidemiológico de transmisión de enfermedades.

La UT 7 debe permitir al alumno comprender la necesidad del laboratorio de Microbiología como servicio de ayuda al diagnóstico, a la vez que le introduce en la organización y funcionamiento del mismo, definiendo tanto las funciones de las diferentes secciones del laboratorio como las competencias y capacidades del Técnico en cada uno de ellos.

La UT 8 hace un análisis del material y aparataje específico del laboratorio de Microbiología, repasando y resumiendo si es necesario, conceptos y procedimientos ya aprendidos en Módulos profesionales del curso anterior, insistiendo en las normas de seguridad y prevención de riesgos laborales.

La UT 9 permite al alumno descubrir que el procedimiento analítico que tratará la siguiente unidad de trabajo va precedido de una serie de actuaciones y procedimientos tan importantes como el propio análisis y de cuya correcta realización depende en gran medida la calidad del propio proceso analítico. La correcta obtención e identificación de las muestras, así como las condiciones de su traslado y/o conservación antes del proceso de análisis son algunos de los contenidos que integran esta unidad.

La UT 10 contempla la secuencia general de trabajo que se sigue en cualquier laboratorio de Microbiología, independientemente del microorganismo buscado o de la procedencia de la muestra, destacando aquellas características específicas de cada una de las secciones de laboratorio o del tipo de análisis efectuado.

La UT 11 completa este segundo bloque temático haciendo una recopilación de los procedimientos post-analíticos, recogiendo aspectos tan importantes como la eliminación de residuos, la conservación de muestras o cepas y la gestión de datos o el control de calidad.

La UT 12 inicia el tercer bloque temático dando nociones generales de bacteriología, centrándose en las características generales de las bacterias, su anatomía y estructura, clasificaciones utilizadas y bacterias de importancia clínica, así como las enfermedades más frecuentemente producidas por ellas.

La UT 13 nos permitirá iniciar a los alumnos en los procedimientos de laboratorio utilizados en microbiología para la visualización de los microorganismos, casi siempre gracias al uso del microscopio, y utilizando diversos procedimientos para lograr este objetivo.

La UT 14 desarrolla conceptualmente los diferentes sistemas de crecimiento bacteriano, así como sus necesidades nutritivas, energéticas y ambientales, para posteriormente utilizar estos conocimientos en la comprensión de la necesidad de diferentes tipos de medios y condiciones para obtener una óptima recuperación de determinados microorganismos, desarrollando los procedimientos necesarios para la elaboración de medios de cultivo.

La UT 15 podría considerarse como la unidad de trabajo más procedimental del bloque, y quizás aquella en la que los alumnos deban adquirir mayor grado de destreza, pues en torno a este correcto proceder giran la mayoría de las operaciones rutinarias del laboratorio de microbiología. Esta unidad permitirá a los alumnos adquirir las destrezas y conocimientos necesarios para efectuar correctamente los procedimientos de inoculación y aislamiento primario de las muestras procesables en los diferentes medios de crecimiento utilizados.

La UT 16 trata de proporcionar los conocimientos necesarios para que la identificación bacteriana a nivel de género y especie se efectúe con el mayor grado de aproximación. Dada la especial importancia que actualmente tienen los sistemas automáticos de identificación creemos que merece especial atención la comprensión del método general de identificación más que la explicación pormenorizada de las características microbiológicas o bioquímicas de cada uno de los microorganismos. Asimismo se citan y explican las técnicas inmunológicas de identificación o aquellas otras referentes a microorganismos especiales como micobacterias o anaerobios.

La UT 17 pretende, una vez realizada la correspondiente identificación, enseñar al alumno a realizar las pruebas de sensibilidad a antimicrobianos, mediante la realización de las diferentes pruebas utilizadas para este fin.

Ante la complejidad y extensión de las unidades de trabajo contenidas en este bloque temático, hemos creído muy conveniente efectuar varias aplicaciones completas que permitan al alumno integrar todos los conocimientos y procedimientos adquiridos en este bloque, siendo éste el contenido de la UT 19, que desarrollará protocolos de trabajo completos dirigidos a la caracterización de diferentes microorganismos.

Las UT 19, 20, 21, y 22 pretenden aplicar al resto de microorganismos de interés en el laboratorio el mismo esquema de trabajo desarrollado en el bloque III, aunque de forma más resumida debido fundamentalmente a las dificultades de obtención y manipulación de estos microorganismos, por lo que en general, este bloque tiene un mayor componente conceptual que procedimental.

La UT 23 es la primera de cinco unidades de trabajo que tratan de establecer las relaciones existentes entre procesos infecciosos y sus agentes etiológicos más importantes. Esta unidad trata de los síndromes infecciosos más importantes del tracto respiratorio, enfocado desde el punto de vista del laboratorio y los protocolos utilizados para efectuar una búsqueda no dirigida de los microorganismos más comúnmente responsables, destacando cuales son aquellos microorganismos que deben o pueden considerarse patógenos y cuales son simples contaminaciones o recuperación de flora habitual.

La UT 24 pretende lo mismo que la anterior pero referido al aparato genitourinario, de manera que engloba las infecciones urinarias y las del aparato genital, haciendo especial referencia a las enfermedades de transmisión sexual.

La UT 25, centrándose en las diarreas como síntoma predominante, pasará revista a los procedimientos utilizados para la recuperación de microorganismos causantes de estos cuadros así como de los debidos a toxinfecciones alimentarias en los que es difícil recuperar el microorganismo causal. También se tratarán las hepatitis, aunque el enfoque adecuado de estas patologías se dará, por sus características diagnósticas, en el siguiente bloque.

La menor importancia cuantitativa de infecciones de otros aparatos o sistemas permite reunir en esta UT 26 varios síndromes infecciosos que serán desglosados desde el punto de vista etiológico y procedimental.

La UT 27 quiere tratar aquellas situaciones no infecciosas en las que existe un riesgo si se padece una infección. Gestación, inmunosupresión o trasplantes son, entre otras algunas de estas situaciones que se revisarán para conocer cuales son los microorganismos más frecuentemente implicados como causantes de infecciones en estas situaciones.

La UT 28 quiere conseguir que los alumnos posean los conocimientos teóricos suficientes para poder comprender y manejar los procedimientos de diagnóstico y seguimiento serológico aquellas enfermedades infecciosas cuyos anticuerpos pueden detectarse y cuantificarse en el laboratorio. Esta unidad se apoyará en los conocimientos inmunológicos adquiridos en el Módulo Profesional 5 durante el año anterior y en el bloque de Técnicas Inmunológicas dependiente del Módulo 3 que, conjuntamente con este Módulo se imparte durante el segundo curso académico del Ciclo.

La UT 29 aborda las técnicas y procedimientos utilizados para conseguir la detección serológica de las enfermedades infecciosas bacterianas más significativas mediante técnicas actuales de diagnóstico.

La UT 30 pretende lo mismo pero referido a las enfermedades infecciosas víricas y la UT 31 agrupa el resto de diagnósticos serológicos de microorganismos no contemplados en las dos unidades de trabajo precedentes.


Actualizado el 6 de enero de 2003 Mantenido por: GA Diaz Martín